7 Pasos para Adquirir un Nuevo Hábito

Todos tenemos hábitos, algunos buenos y otros no tan buenos. Estos son comportamientos que
hemos aprendido y que ocurren casi automáticamente. Y la mayoría de nosotros
tenemos un hábito que nos gustaría romper, o uno que nos gustaría desarrollar.

Para la mayoría de las personas, un nuevo comportamiento tarda unas cuatro semanas en
convertirse en rutina o hábito.

 Los pasos siguientes pueden facilitar el establecimiento de un nuevo patrón de comportamiento.

1. El primer paso es establecer un objetivo. Especialmente cuando usted está tratando de  romper con un hábito, se debe tratar de expresar la meta como una declaración positiva. Por ejemplo, en lugar de decir «Dejaré de comer por la noche», di «Practicaré hábitos alimenticios saludables». También debes anotar tu meta. Escribirlo a la vista ayuda a comprometerse. También puede ayudar si le dices tu objetivo a alguien en quien confíes.

2. Decide un comportamiento de reemplazo. (Si tu objetivo es desarrollar un nuevo hábito, entonces tu comportamiento de reemplazo será el objetivo en sí.) Este paso es muy importante cuando estás tratando de romper un hábito.

3. Aprender y ser consciente de tus desencadenantes. Los patrones de comportamiento no existen de forma independiente. A menudo, un hábito se asocia con otra parte de tu rutina regular. Por ejemplo, en el ejemplo de refrigerios el desencadenante puede ser la televisión o la lectura nocturna. Tomas automáticamente una bolsa de fichas mientras miras. Muchas personas que fuman se iluminan automáticamente después de comer. Piensa en cuándo y por qué haces lo que quieres dejar.

4. Publica recordatorios. Puedes hacerlo dejándote notas en los lugares donde suele ocurrir el comportamiento. O puedes escribir un mensaje en el espejo, refrigerador, monitor de computadora o algún otro lugar donde lo verás regularmente. También puedes hacer que un familiar o compañero de trabajo use una frase en particular para recordarte tu meta.

5. Obtén ayuda y apoyo de alguien. Esto es algo obvio. Cualquier trabajo es más fácil con la ayuda. Funciona aún mejor si puedes formar una asociación con alguien que comparte el mismo objetivo.

6. Escribe afirmaciones diarias. Escribe tu frase o frase en el tiempo presente (como si ya estuviera sucediendo) y escribe diez veces al día durante veintiún días. Este proceso ayuda a que tu objetivo forme parte de tu subconsciente, que no solo te recordará que practiques el nuevo comportamiento, sino que también te mantiene enfocado y motivado.

7. Recompénsate por progresar a intervalos de tiempo establecidos. Concéntrate en tu meta un día a la vez, pero regalate un pequeño capricho a los tres y seis meses. Las recompensas no tienen que ser grandes o costosas, y deberías intentar que sea algo que esté asociado de alguna manera con la meta. Hacer esto te proporciona incentivo sin igual y motivación adicional.

Seguir estos pasos no es garantía de éxito, por supuesto. Dependiendo del hábito puede tomar varios intentos para finalmente hacer el cambio. Pero si te quedas con él, puedes lograrlo.