El Poder de la Sonrisa

Sabias que el arma más poderosa que tenemos es nuestra sonrisa?. Y es que una simple sonrisa transmite seguridad , nos abre puertas en los negocios y en las relaciones, nos aporta autoestima y nos ayuda a mantener una actitud positiva, lo que, a la larga, se traduce en beneficios para nuestra salud.
Ni siquiera tiene que ser una sonrisa real; basta con una ficticia para que tenga el efecto, tanto en los demás como en nosotros mismos. Existe una teoría, llamada «la retroalimentación facial», que asegura que el Solo hecho de mover los músculos de la cara para formar una sonrisa, activa la respuesta habitual de nuestro cuerpo a una sonrisa real, es decir, hace que nos sintamos bien.
Pero lo mejor de la sonrisa es esto: es gratis e universal. ¡Y contagiosa! No cuesta nada sonreír, y cualquier persona, hable el idioma que hable, entenderá el mensaje.
Y es más, cuando vemos sonreír a alguien, inmediatamente nos sentimos atraídos por esa persona. ¡Aprovéchalo en tu beneficio!

​​ Tanto poder tiene este gesto que no es de extrañar que cada primer viernes de octubre se celebre el Día Internacional de la Sonrisa. La iniciativa tiene lugar en numerosos puntos del planeta y sirve de excusa para poner en marcha acciones solidarias, campañas para concienciar, para esforzarnos en ser más amables con las personas que nos rodean…
Voy a ir un poco más allá del gesto de una sonrisa. Sabemos que ayuda a reducir el estrés, combatir la depresión y mantener una actitud positiva ante las enfermedades; pero, ¿y la risa? La risa, las carcajadas, son el analgésico natural que mitiga el dolor.

​​ Un caso real.
El caso de Norman Cousins es el ejemplo más claro (y también el más conocido). Este periodista, escritor y pacifista estadounidense fue diagnosticado en los años 70 de espondilitis anquilosante, una enfermedad degenerativa de la columna vertebral. La dolencia le causaba muchísimo dolor, y el periodista, que siempre se había caracterizado por su optimismo y alegría, decidió recetarse a sí mismo películas y programas de humor. Así, Cousins pasó su enfermedad desternillándose con las bromas de Candid Camera, un popular programa de cámara oculta que emitía la televisión estadounidense. Y al cabo de cierto tiempo, y pese a que su dolencia era en teoría incurable… se recuperó.
Norman Cousins descubrió que “diez minutos de auténticas carcajadas tenían un efecto anestésico y me darían por lo menos dos horas de sueño sin dolor”. Y esa fue su fórmula mágica: risas, risas y más risas. Cousins, que narra su experiencia en el libro ‘Anatomía de una enfermedad. O la voluntad de vivir’, fundó la llamada Clínica de la Risa y promovió numerosos estudios sobre el tema. 

​ ¿Cómo es posible que la risa cure? Muy fácil: cuando nos reímos liberamos endorfinas, las llamadas ‘hormonas de la felicidad’ que tienen un efecto analgésico natural sobre nuestro cuerpo (además de que reducen el estrés y la presión sanguínea, entre otras muchas virtudes). Además, segregamos serotonina, otra hormona que nos levanta el ánimo. La combinación de ambas es, sin duda, un eficaz remedio natural ante cualquier dolencia, física o mental.

Como ves las emociones y la salud están estrictamente relacionadas,​​

puedo afirmar que las personas alegres y optimistas cuentan con más recursos para hacer frente a posibles problemas de salud, mientras que aquellas apagadas y negativas tienen son mas propensas a sufrir achaques a lo largo de su vida.
En base  a esto me atrevo a proponerte un sencillo ejercicio para ayudarte a sentirte mejor, liberar estrés, ser positivo, más creativo… Se trata de un ejercicio que aconsejo realizar todos los días del año, y hoy, es el momento idóneo para comenzar.

Rie al menos 5 minutos al día y veras los resultados en muy pocos días.
Abrir chat
1
¿Necesitas aclarar dudas?
¡Hola !🖐🏻
¿Cómo puedo ayudarte?
Powered by